viernes, 19 de junio de 2015

Una Historia sobre la Defensa de la Vida




Un grupo de jóvenes estaban reunidos deliberando sobre las circunstancias en las que el aborto podría ser permitido. Su guía, al ver lo polarizada que estaba la discusión intervino diciendo: "Hace tiempo una mujer planteó el siguiente caso: todos mis hijos manifiestan cierto retraso mental, mi marido es alcohólico y tengo problemas de salud, y ahora estoy embarazada, ¿debo abortar o no?" 

De inmediato, los jóvenes empezaron a polemizar sobre el caso, y al final el grupo quedó fuertemente dividido: los que apoyaban el aborto, quienes argumentaron que no era conveniente que la mujer corriera el riesgo de traer un ser anormal al mundo y era preferible conservar su salud en beneficio de toda su familia; y los que no, quienes sostenían que todo ser humano tiene derecho a la vida, por más adversa y difícil que puedan resultar las circunstancias que lo rodea. 

El guía de los jóvenes, entonces contestó: "Si esta mujer abortaba, hubiese asesinado a Beethoven, pues esa era precisamente la circunstancia familiar en que este gigante de la música universal encontró al llegar a la vida". 


                                           Fuente: Google



Me encantó esta breve historia cuando la leí porque Ludwig fue, es y será siempre uno de mis personajes históricos favoritos. Aunque muchos de sus contemporáneos lo calificaran de "difícil", temperamental y hosco, sé que alguien que compusiese melodías cargadas de tanto sentimiento, pasión y fuerza no podía ser realmente así. 

Para mí fue un ser humano incomprendido, quizás demasiado inteligente y sensible por naturaleza (Quizás sí tengo una fijación con los personajes maquiavélicos y con los hombres atormentados, jejeje) El caso es que el León, como se le llamaba, por su melena supongo y sus facciones, para mí fue un hombre extraordinario que defendió apasionadamente su obra y sus convicciones, que lamentablemente tuvo una existencia difícil, para la que quizás estuvo predestinado, pero eso a mis ojos solo maximiza su leyenda.

Creo que me fuí un poco más allá de lo que significaba la moraleja de la historia, pero como ya expliqué, esta es una historia que me toca particularmente. 

Antes de que lo olvide, la tomé de la página de la Comunidad Católica RUAH (http://www.comunidadruah.com/dethisto.php?historia=37)

4 comentarios:

  1. Holii !!!
    Soy profesora y estoy totalmente de acuerdo contigo era incomprendido, simplemente se requiere paciencia y mucho amor para comprender a las personas que son diferentes a lo que consideramos normal.
    Me encanto la entrada :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara, pues sí, al parecer es parte de nuestra naturaleza rechazar todo lo que es diferente a nosotros mismos, necesitamos un poco más de tolerancia...

      Eliminar
  2. Uau, menuda historia. Yo la verdad es que lo del aborto me parece que la que tiene que elegir es la mujer, que para eso va a ser ella la que lleve al ser dentro. La verdad es que la historia deja mucho que reflexionar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Almu, sé que existen casos de casos, y respeto la decisión de cada quien, pero creo también que todo tiene un por qué en la vida, aunque nosotros quizás no lo comprendamos. Gracias por pasar guapa, besos...

      Eliminar