martes, 23 de febrero de 2016

Escritores Autodidactas VI
















Hola Amantes de la lectura, hoy martes les traigo una nueva entrega de escritores autodidactas, es decir, de aquellos que a pesar de no haber estudiado para ello, e incluso en algunos casos apenas haber cursado unos pocos años la escuela, lograron convertirse en genios de la literatura.

Y precisamente, ese adjetivo podría emplearse para éste escritor en particular, porque no sólo logró ganarse el respeto y admiración de su época, sino que también su fama, obra y genialidad han trascendido a lo largo de los años, convirtiéndose más que un clásico en un verdadero icono de la literatura universal.

Se trata de Charles Dickens, autor de muchas obras que han sido adaptadas tanto para el cine como la televisión, una de las que la gran mayoría de nosotros conocemos es A Christmas Carol o un Cuento de Navidad, cuya versión más reciente la disfrutamos de la mano de Disney.

Ahora bien, la vida de Dickens está plagada de anécdotas y hechos que yo no llamaría curiosos, pero sí bastante interesantes y que a mi parecer, marcaron su vida y su obra en general. Estos son sólo algunos de ellos:



Dickens nació en el seno de una familia pobre, de clase media pero llena de deudas. Quizás el principal responsable ésta situación haya sido su propio padre, quien según cuentan derrochaba el dinero constantemente y por ello las nuevas deudas se acumulaban, lo cual llevó a la familia a empeñar todas sus posesiones. Al punto que su padre fuera encarcelado por falta de pagos. Creo que ésta anécdota de alguna manera, y creo que lo leí por allí, en la red, inspiró la novela Little Dorrit, cuya adaptación para la televisión, por parte de la BBC, tuve la oportunidad de ver.

Desde pequeño le privaron de una buena educación y hasta los nueve años no pudo entrar en una escuela. Como bien se describió él mismo posteriormente, era "un niño muy pequeño y no especialmente cuidado".

A los doce años, ya se vio obligado a trabajar, cobrando unos pocos peniques, consiguió un trabajo en una fábrica de betunes. Esta etapa marcaría por completo la vida de Charles, sobre todo cuando su familia empezó a recuperarse económicamente: Para su asombro, sus padres decidieron que siguiera trabajando en la fábrica a pesar de que estaban gozando de una buena época. Esta traición por parte de sus padres nunca fue olvidada por el joven escritor.

Una de las grandes aficiones de éste chico sin medios para costearse una buena y mediana educación, fue la lectura. Era un apasionado de las novelas picarescas, como las de su escritor favorito Henry Fielding o Tobias Smollett.

Cuando Dickens ya era un escritor de renombre y sus obras eran conocidas por el mundo entero, se encontró durante sus viajes en Francia con otro grande de la literatura, Alejandro Dumas. Pero, ¿sabéis quién más estaba allí? Julio Verne, discípulo de Dumas en esos momentos. Esos tres genios de la literatura se encontraron en París, donde mantuvieron una agradable amistad y seguramente intercambiaron todo tipo de ideas e inspiraciones literarias.

Las obras de Dickens fueron muy famosas, tuvo un éxito abrumador. Y, precisamente por ello, sus obras fueron ampliamente copiadas y en muchas ocasiones no se respetó al autor. Por ello, fue un gran defensor de los derechos de autor, los cuales todavía no se respetaban en su tiempo, falta que le ocasionó más de un contratiempo.

Dickens siempre mostró una gran solidaridad y un gran afán por defender los derechos humanos. Denunció la pena de muerte, defendió la mala situación que vivían los pobres ingleses, y sobre todo se repugnó de la racista esclavitud que existía en los Estados Unidos de su época, quizás porque el trabajo al que eran sometidos los negros esclavos se parecía mucho al trabajo en la fábrica de betunes que tuvo en su infancia. Cabe destacar este punto, ya que tanto en sus novelas como en su vida siempre defendió a los más desfavorecidos, y sobre todo a los esclavos. Como periodista también hizo diversas campañas y críticas sobre la pobreza en Gran Bretaña.

Uno de los mayores desastres de su vida se produjo cuando se destrozó su carrera como actor de teatro. Realmente, ese fue uno de sus mayores sueños, le encantaba interpretar, sobre todo a Shakespeare. Pero, justamente el día que iba a hacer las pruebas para entrar en un teatro, enfermó gravemente de gripe. Sus sueños de ser actor se acabaron allí.

Una de sus grandes aficiones eran los viajes. Cambió de vivienda muchísimas veces, e hizo todo tipo de viajes por el mundo. París, Estados Unidos, Italia, su Inglaterra natal... todo destino era un buen destino para él.


La gira que inició en 1867 por Estados Unidos confirmó su notoriedad mundial, y así, fue aplaudido en largas y agotadoras conferencias, entusiasmó al público con las lecturas de su obra e incluso llegó a ser recibido por la reina Victoria poco antes de su muerte, acelerada por las secuelas que un accidente de ferrocarril dejó en su ya quebrantada salud.


Y ustedes? Han leído o visto alguna historia inspirada en la obra del autor? Qué les ha parecido la entrada?


Fuentes: El Busto de las Palas.
              Wikipedia.

12 comentarios:

  1. Hola guapa! No sabía que había querido ser actor. También pasaba que cuando los padres tenían deudas obligaban a trabajar para pagarla. Muy buen post. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues confieso que yo tampoco y todavía quedaron muchos datos que no incluí, la verdad es que una vida muy interesante si tuvo y fue un gran hombre además, me alegro que te haya gustado.
      Beso!

      Eliminar
  2. Pedazo de post! Gracias por toda esta info, qué interesante... Dickens es un genio: historia de dos ciudades, grandes esperanzas... Imprescindibles para los amantes de la literatura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Joana y lo interesante es que fue un escritor que se hizo a sí mismo, gracias por pasarte y comentar!
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Ahh amo a este señor. ¡Gran gran entrada! Me encanta cuando las haces he disfrutado muchisimo de ella.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, de verdad me ilusiona que te gusten, significa que no ha sido en balde.
      Un besazo!

      Eliminar
  4. ¡Holaaa! Qué interesante, no sabía nada.
    Pobre su padre que fue encarcelado :( Pero fíjate a lo que llegó sin haber ido de pequeño a la escuela. Qué genio. Tampoco sabía sobre la amistad con Verne o su pasión por ser actor... pobre también, qué desafortunada la gripe...
    Muchas gracias cielo por el post. Yo solo he leído cuento de Navidad (¿puedes creer que no he visto la peli?) y me gustó, así que quiero seguir leyéndole :)
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sarita, pues Cuento de Navidad tiene tantas versiones, es una historia preciosa, espero te animes con otras obras suyas.
      Besote!

      Eliminar
  5. Hola Guapa! Cuanta info, me ha encantado el post y me encanta la sección. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, gracias por pasarte y comentar, me alegra que te haya gustado.
      Beso!

      Eliminar