miércoles, 9 de marzo de 2016

Escritores Autodidactas VII


Hola Amantes de la lectura!

Hoy les traigo una nueva entrada consagrada a la serie escritores autodidactas, en ésta ocasión dedicada a un autor sobre cuyo trabajo todavía no he tenido el placer de disfrutar, pero de cuya vida puedo decir, me resultó verdaderamente interesante.

Y es que Jack London, autor estadounidense muy reconocido, fue todo un personaje, quieren saber por qué? Pues aquí les dejo algunos de los datos más curiosos sobre su vida y obra.



John Griffith Chaney o Jack London, como se le conoce en el mundo, nació en  San Francisco en 1876. Novelista y cuentista estadounidense de obra muy popular en la que figuran clásicos como La llamada de la Selva (1903), que llevó a su culminación la aventura romántica y la narración realista de historias en las que el ser humano se enfrenta dramáticamente a su supervivencia.

En 1897 London se embarcó hacia Alaska en busca de oro, pero tras múltiples aventuras regresó enfermo y fracasado, de modo que durante la convalecencia decidió dedicarse a la literatura. Un voluntarioso período de formación intelectual incluyó heterodoxas lecturas (Kipling, Spencer, Darwin, Stevenson, Malthus, Marx, Poe, y, sobre todo, la filosofía de Nietzsche) que le convertirían en una mezcla de socialista y fascista ingenuo, discípulo del evolucionismo y al servicio de un espíritu esencialmente aventurero.

Su obra fundamental se desarrolla en la frontera de Alaska, donde aún era posible vivir heroicamente bajo las férreas leyes de la naturaleza y del propio hombre librado a sus instintos casi salvajes. En uno de sus mejores relatos, El silencio blanco, dice el narrador: "El espantoso juego de la selección natural se desarrolló con toda la crueldad del ambiente primitivo". Otra parte de su literatura tiene sin embargo como escenario las cálidas islas de los Mares del Sur.


Algunos datos curiosos:

  • Una de las historias más curiosas sobre su vida es la aventura que libro junto con su cuñado James Shepard, en la búsqueda de oro. En esa época, se estaba produciendo la famosa "fiebre del oro", en la cual los trabajadores emigraban a zonas rurales en busca de yacimientos del preciado mineral. Lo más resaltante de éste período de su vida es el hecho de que Jack enfermó de escorbuto, ocasionándole serios estragos a su salud y por lo cual perdió cuatro dientes, sufrió graves dolores musculares y algunas dolencias que padeció más tarde el resto de su existencia; estando incluso en peligro de morir, sin embargo, y para su suerte fue salvado a tiempo por un sacerdote jesuita.
  • Pero esto es sólo una ínfima parte de las circunstancias y sucesos que de alguna manera marcaron su manera de ver la vida y enfrentarla, influyendo también su obra, entre ellas tenemos por ejemplo el hecho de que Jack London pasó por muchos duros trabajos cuando era joven y ya con sólo 17 años se embarcó en una goleta rumbo a Japón, luego trabajó en un molino de yute, y por último estuvo una temporada como trabajador en una central eléctrica del ferrocarril. Después de pasar por todos esos trabajos, Jack comenzó una nueva etapa, nada menos que como vagabundo. Con dieciocho años, pasó treinta días completos en la penitenciaría de Erie County acusado de vagabundeo y más tarde criticaría duramente a esa penitenciaría y sus malos tratos, además que todas éstas experiencias las exhibiría a lo largo de sus obras.
  • Jack además, cansado de todas estas experiencias, empieza a escribir artículos para una revista educativa. Al mismo tiempo, sus sueños de entrar en la universidad de California se hicieron realidad, después de estudiar duramente para ello, Jack consiguió entrar, pero una vez más su mala suerte conduce a que un año más tarde debió abandonarla por problemas económicos, un problema que venía arrastrando desde su niñez, por lo que nunca terminó sus estudios. Pero sus problemas no acaban ahí. Nada más salir de la universidad, se ve obligado a trabajar en una empresa enlatadora alrededor de 15 horas diarias. 
  • Su carrera laboral hasta que le llegó el momento de escribir fue difícil y complicada, pero cuando logró escribir de verdad, las cosas no parecieron mejorar. Cuando preparó su primera historia, To the Man On Trail, la revista que se la iba a publicar le ofreció un salario indignante de sólo 5 dólares. Y, según se dice, se los pagó con retraso. Uno de los mejores golpes de suerte que tuvo fue el hecho de que cuando estaba empezando su carrera literaria publicando sus relatos en revistas, la tecnología de impresión acababa de dar un salto enorme. Las revistas se vendían entonces a un coste muy bajo, y cualquiera tenía acceso a ellas. Los costes de producción para el escritor eran bajos, y enseguida sus obras se popularizaron en todos los públicos. Como es de esperar, su carrera literaria, en cuanto estuvo establecida, fue todo un éxito. Por ejemplo, en sólo un año ganó aproximadamente 2.500 dólares, lo cual equivale actualmente a unos 75.000 dólares.
  • Sin embargo, las polémicas que marcaron su vida no acaban allí, pues a lo largo de su carrera, en más de una ocasión fue demandado por plagio, hecho que él mismo defendía alegando que su punto de inspiración se hallaba en las reseñas periodísticas así como en otras historias que iba leyendo. Según decía, usaba numerosas historias como fuente. En cierta ocasión, un escritor llamado Egerton R. Young, señaló que la famosa obra "La llamada de la jungla" era un plagio de un libro que él había escrito antes titulada "My Dogs in the Northland". Jack, totalmente serio, dijo que la había usado como fuente, pero no la había copiado, así que para demostrarlo le envió una carta al autor agradeciéndole la inspiración y felicitándolo por su obra.

  • Su mayor sueño siendo ya era un escritor consagrado fue administrar su propio rancho, para lo cual adquirió uno de 4 km² de extensión, dedicándose desde entonces a cuidar de su propiedad y a ampliarlo aún más. Con el tiempo, según iba envejeciendo, comenzó a obsesionarse con ésta empresa e incluso sus críticos apuntaron que su calidad literaria iba declinando, ya que su único objetivo parecía el de ganar dinero; en tal sentido el propio Jack comentó una vez: "Escribo un libro por la razón de añadir trescientos o cuatrocientos acres  más a mi magnífica tierra".
  • Finalmente, el 22 de noviembre de 1916 muere. Pero la muerte de Jack también es una anécdota digna de mencionar porque, hasta ahora las causas de su muerte son un completo misterio. Muchas fuentes señalaron que había sido producto de un suicidio, aunque actualmente se considera la teoría menos probable. Se cree que murió por uremia, pero también se tiene en cuenta que podría haber sido una sobredosis de morfina, ya que en esa época la estaba ingiriendo para reducir el intenso dolor que venía padeciendo desde hacía tiempo. Sus restos fueron sepultados en una de las tumbas más humildes que se pueden imaginar, un simple pedrusco lleno de moho marca el trozo de tierra donde yacen sus restos, junto a los de su esposa.

Y ustedes, conocen la obra del autor? A que les ha resultado interesante su historia!!





Nota: Algunos datos fueron tomados de http://elbustodepalas.blogspot.com/

8 comentarios:

  1. Me encantan estas entradas tuyas, son las que estoy esperando con verdadera ilusion cada mes.
    Una cosa que aprendí hoy de uno de los grandes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada no conocía al escritor.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    No había escuchado sobre este autor pero no se puede negar que tuvo una vida bastante interesante, me gusto conocer sobre él.
    Linda entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es un clásico Isa, quizás no tan conocido en el mundo como otros autores norteamericanos, pero un clásico.

      Eliminar
  4. Hola Dana!
    Estoy aprendiendo muchísimo contigo, no conocía al autor así que muchas gracias por dármelo a conocer. Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, de nada Lore, aprendemos las dos un poco más sobre estos grandes autores, beso.

      Eliminar