martes, 9 de agosto de 2016

EDLS #14: Francis Scott Fitzgerald

Hola!

Sigo un tanto resfriada pero aquí me tienen. He querido dedicar la sección a un autor bastante reconocido y que reflejó maravillosamente una de las etapas de la historia que más me gustan, los años 20. Se trata del reconocido escritor norteamericano de origen irlandés, Scott Fitzgerald, cuya obra maestra es bien conocida por la mayoría de las personas, al menos en términos de sus adaptaciones cinematográficas, por supuesto me refiero al Gran Gatsby, y también a la galardonada El Curioso caso de Benjamin Button, creo que éste es un reflejo de la versatilidad de un autor que me intriga verdaderamente, no sólo por su obra sino también por su vida algo disipada, al menos en los últimos años, como dramática.

Biografía:

Francis Scott Fitzgerald. (Saint Paul, 1896 - Hollywood, 1940) Narrador estadounidense, considerado el máximo interprete literario de la llamada "era del jazz" de los años veinte de su país. Creció en una familia católica irlandesa. Estudió en la Universidad de Princentown, sin llegar a graduarse, y luego se alistó en el ejército para participar en la Primera Guerra Mundial.

Con su novela inicial, A este lado del paraíso (1920), obtuvo gran popularidad, lo que le permitió ir publicando sus cuentos en revistas de prestigio como The Saturday Evening Post, y convertirse en una de las figuras más representativas del "sueño americano" de la década de 1920. Se trasladó a Francia junto con su mujer, Zelda Sayre, personaje fundamental para Fitzgerarld, tanto en la felicidad como en la desdicha, ya que fue su inspiración y compañía en el decenio de gloria que les tocó vivir, y el centro de sus preocupaciones a partir de 1930, cuando él se hundió en el alcohol y ella en la demencia (murió en el incendio de la clínica donde estaba recluida, en 1948), y ambos debieron afrontar las consecuencias del fracaso y la miseria. 
En Francia acabó de escribir la que se considera su obra maestra, El gran Gastby(1925), la historia del éxito y posterior decadencia de un traficante de alcohol durante la ley seca, que se fabrica una identidad aristocrática y a partir de allí vive como un fantasma en una mansión, consagrando todas sus fuerzas y dinero a conseguir a la mujer que ama. Fitzgerald describió en sus páginas un arquetipo que estaba surgiendo por entonces en Estados Unidos: el individuo de clase baja y de escasa moral, que para triunfar utiliza cualquier medio a su alcance. 

No obstante, y pese a su catadura, el personaje está nimbado por una aureola romántica, como sucede a menudo con los protagonistas del autor e incluso con su estilo literario, pues su prosa es a la vez realista y directa pero no renuncia a las sutilezas de una construcción elegante. Cultivó también la narración breve, y algunos de sus cuentos están considerados antológicos dentro de la literatura en lengua inglesa: ciertos relatos pueden ser clasificados en el género del horror, a lo Edgar Allan Poe, y en otros descarga su sarcástica eficacia contra la clase de los poderosos. 

Escribió aún otras dos grandes novelas, Suave es la noche (1934), que él consideraba la culminación de su obra, y la póstuma e inconclusa El último magnate(1941), donde cuenta los aspectos más miserables del mundillo de Hollywood, que tan bien conocía, ya que en los años de ruina que precedieron a su muerte trabajó como guionista anónimo para la industria del cine. }

Su libro igualmente póstumo y testimonial El jactancioso (publicado en 1945 por Edmund Wilson) es la crónica escalofriante y hermosamente desdichada de su desintegración como hombre y escritor, donde hace una revisión de sí mismo y de las causas abismales que provocaron su caída. La primera frase de este relato-ensayo es tan clara que vale por un manifiesto: "Toda vida es un proceso de demolición".

Datos Curiosos:
  • Los padres de Francis Scott Fitzgerald parecen haber ejercido una severa sobreprotección sobre su hijo. Antes de nacer, dos hermanas mayores habían muerto a la edad de tres años. Esto pudo haber causado el extremo cuidado que sus padres pusieron en él. 
  • Antes de que su primera novela le reportara cierto éxito, se ganaba la vida como publicista neoyorquino, al estilo de Don Draper, pero pagando renta de soltero y con un sueldo bastante más modesto. Su éxito más grande en este periodo fue el lema que ideó para una lavandería de Iowa: “We keep you clean in Muscatine”. 
  • Se casó con Zelda en la Catedral de San Patricio de Nueva York en abril de 1920, una semana después de que “De este lado del paraíso”, su primera novela, fuera publicada. 
  • Las ventas de la novela debieron ser bastante buenas, porque ese mismo año rentaron esta casa, que guarda más de una semejanza con el barrio donde vive Jay Gatsby, incluso en la descripción de la carretera que une a esta zona con Nueva York. 
  • Scott fue amigo cercano y mentor del también escritor Ernest Hemingway. Cuando éste comenzó a publicar títulos de gran éxito, su amistad comenzó a deteriorarse; Hemingway recriminaba a su antiguo maestro que escribiera cuentos por encargo para revistas comerciales.

  • Francis Scott Key, el autor del himno nacional de Estados Unidos (“The Star Spangled Banner”) era primo lejano de Fitzgerald, además de su homónimo. 
  • Fanático del jazz, este género musical ocupa un lugar especial en la narrativa de Fitzgerald. 
  • A pesar de que al final de su vida Scott era un conocido y declarado alcohólico, nada le daba más orgullo que declarar que todo lo que había escrito, lo había hecho sobrio.
  • Fitzgerald intentó incursionar en el mundo del cine durante los últimos años de su vida, escribiendo sin éxito algunos guiones. No obstante, algunas de sus novelas fueron llevadas a la pantalla con gran éxito comercial, como es el caso de El gran Gatsby (1974 y 2013) o el de su cuento El curioso caso de Benjamin Button (2009). 
  • Su mujer murió ocho años después que él, en un incendio en el hospital psiquiátrico donde se encontraba internada. 
  • Poco después de su muerte, el New York Times le dedicó un editorial a Fitzgerald, en el cual lo describió así: “Era mejor de lo que él mismo sabía. Real y literariamente, inventó una generación”.

8 comentarios:

  1. Hola!
    Leí El Curioso caso de Benjamin Button en el colegio como lectura obligatoria y fue una lectura que disfrute muchisimo pero no sabia mucho del autora, me ha encantado conocer más sobre él y sobretodo esos datos curiosos.
    Excelente entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído ese libro, quiero adentrarme en la pluma de Fitzgerald con Suave es la noche, a ver cómo me va, pero Benjamin Button si te ha gustado, ya sé que es un punto de referencia, gracias por tus comentarios!

      Besitos!

      Eliminar
  2. hola Dana,
    me ha encantado esta entrada. No conocia al autor pero pienso leerme alguno de sus libros porque tienen una pinta estupenda. Me ha dado mucha pena como acabaron el y su mujer,
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que su vida fue bien trágica y pienso que el muestra mucho de lo que fue la época en la que vivió y de lo que experimentó, espero te guste, gracias por comentar!

      Beso...

      Eliminar
  3. Hola!! de este autor leí El gran Gatsby y la verdad es que no quedé muy satisfecha, pero no descarto leer el de Bejamin Button

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale! Espero que con ese te vaya mejor! Gracias por pasarte.

      Besos!

      Eliminar
  4. El Curioso caso de Benjamin Button me gustó muchísimo, quizás me anime :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero nos cuentes qué tal! Gracias por comentar.

      Besitos!

      Eliminar